↠ Cómo limpiar tu estufa de pellets » octubre
Cómo limpiar tu estufa de pellets

Cómo limpiar tu estufa de pellets

Las estufas de pellets están ganando terreno a otro tipo de calefacción debido a su alto poder calorífico y su óptimo funcionamiento. Para asegurar su buen rendimiento, las estufas de pellets necesitan una serie de cuidados que son sencillos pero necesarios. Así que, si tienes una estufa de pellets, queremos mostrarte cómo limpiarla para que te funcione de maravilla el mayor tiempo posible.

¿Qué necesitas para limpiar una estufa de pellets?

Limpiar la estufa de pellets no requiere de un conocimiento amplio sobre su estructura y funcionamiento, pero sí necesitas disponer de una serie de herramientas para proceder con su limpieza. Por un lado, deberás tener una serie de productos como un limpiacristales para hollín, un detergente o un producto de limpieza similar que no sea abrasivo y un pegamento refractario. También necesitarás una serie de herramientas como un pincel o cepillo, un deshollinador, un aspirador, unos pellets deshollinadores, y otros objetos como guantes, mascarilla y algunos trapos.

Comenzar el proceso de limpieza de la estufa de pellets

Las estufas de calor son principalmente utilizadas para dar calor al hogar en los días de frío. Es por eso que, generalmente, permanecen apagadas en los meses de primavera y verano.  Por lo tanto, el primer paso que deberás realizar es la puesta en marcha de tu estufa para comprobar que todavía funcione correctamente. Cuando la enciendas, pon atención a la máquina y asegúrate de que no tenga fisuras o grietas que te puedan suponer un problema. En el caso de que tengan, puedes usar el pegamento refractario para corregirlas. Además, fíjate en los tubos que evacúan el humo, es importante que no estén obstruidos. 

En el caso de que los tubos estén obstruidos, puedes eliminar los restos del combustible de dos formas. Por un lado, puedes limpiar el interior del tubo con un deshollinador manual con el que podrás acceder a todos los rincones del tubo. Además, puedes ayudarte de un aspirador para recoger los restos de hollín que caigan al suelo. 

Otra manera de acabar con el hollín de los tubos de tu estufa de pellets es utilizando un deshollinador químico. Solo tienes que introducir los pellets deshollinadores, encender la estufa y esperar que se consuman. Cuando termine de quemarse y la estufa se enfríe, retira con un cepillo los restos de hollín. 

Cada cuánto tienes que limpiar la estufa de pellets

La estufa de pellets debe limpiarse de manera frecuente para asegurar su buen funcionamiento. La frecuencia con la que se limpia depende, sobre todo, de cuántas horas la uses al día y por cuánto tiempo. 

Después de utilizar la estufa, siempre quedan restos de ceniza en el brasero que deberás retirar de manera periódica. Por eso, te aconsejamos que después de cada uso limpies los residuos de ceniza. 

 Antes de comenzar con su limpieza, recuerda que la estufa debe limpiarse solo cuando esté fría. Una vez se vaya el calor, podrás desenchufarla y proceder con la limpieza. Para limpiarla, solo tendrás que abrir la puerta de la estufa, extraer el brasero, quitar los residuos de ceniza ayudándote de un aspirador y limpiar los espacios más complicados con un cepillo.

Además, si hay un espacio que está manchado y no logras limpiar, recomendamos que pruebes con un paño húmedo y, en caso de necesitarlo, un producto de limpieza especificado para eso. Tampoco te puedes olvidar de limpiar el vidrio con los productos correspondientes, ni de limpiar el polvo o suciedad de todas las partes externas de la estufa. Y, finalmente, tras limpiarlo todo, debes volver a colocar las piezas en su sitio.

En los meses en los que usas la estufa diariamente, será conveniente que lo limpies después de usarla cada día. Pero si no la utilizas muchas horas o, incluso, estás días sin encenderla, puedes limpiarla una o dos veces a la semana.

Aparte de su cuidado diario, se debe hacer una limpieza de mantenimiento anual. Generalmente, la estufa es revisada por un técnico todos los años después del invierno para comprobar que se encuentra en perfecto estado. Y es en esta revisión donde el propio técnico realiza la limpieza de los diferentes conductos y piezas de la estufa de pellets.

Con estos cuidados, podrás alargar la vida útil de tu estufa de pellets. Con la limpieza diaria y la revisión anual, tu estufa trabajará de manera óptima por un largo periodo de tiempo. 
Si aún no tienes una estufa de pellets, pero estás considerando adquirir una para tu hogar, te aconsejamos que revises nuestro variado catálogo. Allí encontrarás unas estufas magníficas que combinan calidad y rendimiento con un diseño muy cuidado.

Ir arriba