Seis consejos para preparar tu casa para el frío invierno
Seis consejos para preparar tu casa para el frío invierno calefacción, frío, invierno

Seis consejos para preparar tu casa para el frío invierno

Los días de calor del verano van quedando atrás y se aproximan las bajas temperaturas de las épocas de otoño e invierno. Por más que nos duela decir adiós al sol, tenemos que hacer frente al frío preparando nuestro hogar de la mejor manera posible.

1. Revisar el estado de tu caldera, estufa o bomba de calor

Es importante revisar la caldera, la estufa o la bomba de calor antes del invierno para asegurarse de que funciona correctamente. Esto significa verificar si la caldera presenta fugas o corrosión y asegurarse de que la luz piloto esté encendida. Tampoco debes olvidarte de comprobar los detectores de humo y monóxido de carbono para asegurarte de que funcionen correctamente.

En el caso de las estufas de pellets o leña, contacta con tu instalador una vez al año, después o antes de la temporada de invierno, para realizar la limpieza anual. Asimismo, si detectas cualquier anomalía en el funcionamiento de tu bomba de calor, contacta a tu instalador.

2. Preparar tus radiadores

A veces nos olvidamos de ellos, pero debes saber que es muy importante preparar tus radiadores para el invierno. Para empezar, deberías purgarlos para eliminar cualquier burbuja de aire. Esto ayudará a que funcionen más eficientemente. Después, asegúrate de que las fundas de los radiadores estén en buenas condiciones y se ajusten bien. Esto ayudará a mantener el calor dentro.

Además, busca fugas en el sistema y, si hay alguna, repárela antes de que comience el frío. Y, finalmente, programa el termostato para que la calefacción se active antes de que lo necesites. Esto ayudará a mantener tu hogar cálido y acogedor todo el invierno.

3. Comprobar el estado de la casa

Primero, comprueba en qué estado se encuentra las paredes exteriores y el tejado de tu casa en busca de grietas o agujeros que deban rellenarse. Esto ayudará a mantener el aire caliente dentro y el aire frío fuera. Además, te recomendamos cubrir las tuberías expuestas con aislamiento para evitar que se congelen. 

Luego, revisa el interior de tu casa. Asegúrate de tener suficiente aislamiento en las paredes y en el ático. También sella los espacios alrededor de las puertas y las ventanas. Puedes poner, por ejemplo, burletes en las puertas que impidan pasar el aire y que entre el frío. 

4. Controlar el termostato

En invierno, es importante controlar el termostato para mantener una temperatura agradable en el hogar. Al ajustar el termostato, puedes controlar la cantidad de calor que produce el horno y mantener la casa a una temperatura agradable.

Según indicaciones de la Unión Europea, la temperatura de confort que debemos tener en el termostato de casa es entre 20°C y 22°C. Esta temperatura es la perfecta para calentar tu hogar sin hacer un gasto excesivo. 

5. Vestir tu casa para el invierno

Viste tu casa de colores. Las horas de sol en invierno son escasas, por eso, para sustituir su confortable influencia, te recomendamos que decores tu hogar con tonos cálidos y tenues, como los colores anaranjados, verdes, rojos o amarillos. Ya sea para tus cortinas, manteles, cojines, ropa de cama u otros elementos decorativos. También te aconsejamos que cubras los suelos con alfombras porque, además de ser unos buenos elementos decorativos, también sirven de aislante térmico. Y para darle un toque de calidez e intimidad, te queremos sugerir unas bonitas velas aromáticas que, además, perfumarán las estancias de tu hogar.

Y este consejo también se aplica a ti. Compra ropa confortable para estar en casa y cuando llegue el frío vístete con muchas capas. Usa ropa cómoda y calcetines en la casa para mantenerte abrigado. También puedes poner una manta extra en tu cama para que te mantengas calentito por la noche.

Y cuanto al mobiliario exterior, te recomendamos que guardes cualquier mueble, macetas u otros artículos que puedan dañarse con el clima frío.

6. Usar deshumidificador

Un deshumidificador es un aparato eléctrico que ayuda a eliminar el exceso de humedad del aire de tu hogar. Esto puede ser especialmente útil durante el invierno, cuando el aire suele ser frío y seco. Al reducir la cantidad de humedad en el aire, un deshumidificador puede ayudar a prevenir la condensación y la humedad, que pueden generar moho y hongos.

Estos 6 consejos para preparar tu casa del frío del invierno, te ayudará a tener un hogar más cómodo y eficiente desde el punto de vista energético.

Y para que estas sugerencias sean más completas todavía, no podíamos dejar pasar la oportunidad de sugerirte un buen sistema de climatización. Si ves que, con todos estos trucos y tu antigua calefacción, tu casa sigue siendo muy fría en invierno, te recomendamos que la cambies por una mucho más eficiente, como los equipos de Ecoforest. En nuestro catálogo, podrás descubrir varios equipos de calefacción que son muy eficientes, a la par que ecológicos. Tú decides cuál se ajusta mejor a tus necesidades y nosotros nos encargamos de contactar con el distribuidor de tu zona para que disfrutes de tu equipo cuanto antes.

Ir arriba